Cabecera Turismo

Pimientos Rellenos

en

Pimientos rellenos.Pimientos rellenos.

 

Con ellos se pone la guinda a las jornadas gastronómicas de San Martín del Rey Aurelio. Los pimientos rellenos se celebrarán en Blimea la primera semana de diciembre, coincidiendo con el ‘puente’ de la Constitución. Rojos o verdes, rellenos de carne picada o bonito, al horno o a la cazuela... las opciones son varias para preparar un rico plato que desde los años 70 se sirve en los bares y restaurantes de la localidad, el primer fin de semana de diciembre.

Los pimientos son por orden cronológico la tercera fiesta gastronómica que se constituyó en el municipio. Cuando en El Entrego y Sotrondio se celebraban Les Cebolles y  Los Nabos, respectivamente, los hosteleros de Blimea apostaron por extender los festejos gastronómicos a la localidad con la preparación de un plato sencillo, pero sabroso, empleando para ello otro de los manjares de la huerta asturiana, los pimientos morrones o verdes, que como los anteriores  platos se servirían acompañados de una ración de callos y con fayuelos de postre.

  

ELABORACIÓN DEL PLATO

Ingredientes

4 pimientos verdes, 2 cacillos de caldo de cocido, 4 huevos cocidos, sal gorda adobada con ajo.

Relleno

¾ kilo de ternera (aguja), 1 vaso de vino blanco seco, 1 cucharada de pimentón, guindilla al gusto, 2 cebollas, aceite de oliva, perejil picado, sal gorda adobada con ajo.

Preparación

En una cacerola echamos un vaso de aceite y  una vez caliente doramos en él la carne, previamente sazonada. A continuación, agregamos dos cebollas picadas, las dejamos dorar y añadimos el perejil, la guindilla, el vaso de vino blanco y la cucharada de pimentón; revolvemos bien y agregamos un vaso de agua. Dejamos cocer por espacio de tres cuartos de hora. A continuación, sacamos la carne y la reservamos; y pasamos la salsa por un chino, picamos la carne y le añadimos la mitad de la salsa.

Con un cuchillo abrimos los pimientos por la parte superior practicando un corte circular alrededor del rabo, para luego rellenarlos con la carne guisada y cerrarlos con el sombrerillo de pimiento que hemos recortado previamente. Una vez rellenos, los colocamos en una bandeja al horno, los salamos y echamos por encima el resto de la salsa, además de dos garcillas de caldo de cocido. Introducimos al horno durante tres cuartos de hora, la primera media hora a fuego fuerte y tras ella a fuego moderado.